foto20_Art10.jpg

¿Qué hacer en tu casa para que sea más relajante?

Tu hogar debe ser tu santuario. Si actualmente no te sientes relajado y en paz tan pronto como entras en él, entonces hay algunos cambios decorativos fáciles de llevar a cabo que debes realizar para comenzar a sentirte muy a gusto

Sigue estos consejos y conseguirás un ambiente perfecto y sereno:

  •  Despeja y revisa la decoración: Es casi imposible que nos sintamos relajados en un espacio desordenado. Incluso el "desorden organizado" tiene un efecto en el subconsciente así como las habitaciones muy cargadas con objetos pequeños. Las habitaciones de hotel son muy relajantes porque tienen una decoración muy selectiva y porque están ordenadas. Nuestro consejo para conseguir esta misma sensación es que recorras cada habitación de tu casa y que te deshagas de todo aquello que no necesites. Recorre cada habitación y deshazte de todo lo que ya no quieras o necesites. ¡Sé muy exigente! Lo que quede, lo organizas y ordenas para que no quede a la vista. Menos elementos crearán más espacio visual y, en última instancia, harán que cada habitación se sienta más serena.
  •  Elige una paleta de colores calmante: El color tiene un gran impacto en cómo nos sentimos en un espacio. Los colores brillantes y audaces nos dan energía mientras que los colores más profundos o más apagados tienen el efecto opuesto. El azul es el color más sereno del arco iris, pero no tienes que decorar con azul para tener un hogar relajante. Cualquier otro color en un tono sutil servirá. Los colores neutros son maravillosos para crear un ambiente relajante. Si te encantan los colores brillantes pero aún quieres un hogar relajante, una paleta neutra con algunos acentos coloridos te dará el equilibrio perfecto entre los dos.
  •  Incorpora tejidos acogedores: Presta atención a las telas y texturas que pones en cada habitación. Entrar en una habitación llena de superficies duras y textiles desagradables produce una sensación diferente a la de entrar en una habitación con un sofá lujoso, una alfombra suave debajo de tus pies y cortinas suaves alrededor de las ventanas. Debes ser muy consciente de las texturas que eliges en los muebles y otras decoraciones. Agrega elementos adicionales, como almohadas y colchas decorativas para que sea aún más acogedor.
  •  Haz que la naturaleza entre en tu casa: la naturaleza tiene la magia de brindarnos calma y relax. La mejor manera de traerla a casa es incorporando elementos naturales a tu hogar con flores, plantas frescas, suelos y elementos decorativos de madera, etc.
  •  Pon música: agrega una experiencia sensorial adicional al reproducir la música que te encanta en las habitaciones en las que pasas más tiempo. Puedes conectar los altavoces en toda la casa o puedes ir moviendo un altavoz portátil de habitación a habitación. Otra opción es reproducir música en el televisor. Tener música de fondo te relajará instantáneamente.
  •  Decora con objetos que te encanten: cuando ordenes tu casa presta atención a los muebles y a los objetos decorativos que no te hagan sentir bien. ¿Hay algo que te trae malos recuerdos cuando lo miras o simplemente no te hace feliz? Cambia esas piezas por cosas que te traigan felicidad cuando las mires. ¡Fuera los “pongos” de tu vida!!!
  •  Los aromas son muy importantes: al igual que los objetos que tenemos y la música que escuchamos en casa son relevantes, como huele nuestra casa es muy importante para conseguir ese ambiente tranquilo, limpio y relajante. Velas aromáticas, ambientadores suaves, inciensos y aguas perfumadas nos ayudarán a que nuestro hogar huela a mar, a bosque, a naturaleza, y que nos trasladen a sitios placenteros.

Etiquetas: hogar casa decoración spa relax

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.